Realmente esta es una película extraña. Como le gustan a Tim Burton. Es extraña y, desagradable de ver para una persona más o menos normal. Cada vez que Todd corta el pescuezo de alguien duele a uno mismo. Y hay sangre a manta. De hecho,...